Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Alfaguara publica Dejar las cosas en sus días, la esperada novela de Laura Castañón

Votos

(Total de votos recibidos 247)

(Puntuación 3,01)

Laura
Mierense de nacimiento pero gijonesa por elección, Laura Castañón dirige en nuestras bibliotecas clubs de lectura y talleres literarios

Laura Castañón nació en Santa Cruz de Mieres en 1961 pero vive desde hace muchos años en Gijón, donde ha desarrollado diversas actividades profesionales, siempre en los campos de la literatura y la comunicación.

Dejar las cosas en sus días es su primera novela, que se presenta como apertura de una trilogía. Se trata de una ambiciosa pieza de personajes e historias entrelazadas, en la mejor tradición de las sagas familiares, y capaz de recrear a la vez episodios de la historia de España del siglo XX.

Dejar las cosasAida, una periodista en la cuarentena, vive obsesionada con encontrar los restos de su abuelo, asesinado durante la Guerra Civil. Para ello reconstruye la historia de su familia, los Montañés, desde que se afincaron en Asturias a principios del siglo XX para trabajar en las explotaciones mineras del marqués de Comillas, paradigma del paternalismo industrial en un entorno agitado por el movimiento obrero.

La verdad sobre la casa de Pomar se irá revelando a pesar del conflicto que articula la trama: el debate entre quienes piensan que es mejor dejar las cosas en sus días y el empeño de Aida por recuperar y dignificar el pasado al amparo de la apertura de fosas comunes previo a la aprobación de la Ley de Memoria Histórica.

Mientras emprende esa búsqueda, entabla una relación con Bruno Braña, un actor con un carácter envolvente con el que mantiene un romance perturbador y comparte la inquietud por desentrañar la propia identidad.

Si usted como lector busca una novela para este verano en la que se cuenten muchas historias individuales que confluyan en un final sin más cabos sueltos que los imprescindibles para mantener la emoción; una novela con buen número de páginas; una novela en la que se mezclen personajes históricos con aquellos otros surgidos de la imaginación; una novela de pasado y presente, que ocupe unas cuantas décadas, el siglo XX y parte del actual; una novela que esté muy bien escrita, en castellano limpito, sin excursiones estilísticas ni cursilerías ñoñas: si usted reúne todas o alguna de esas características, no busque más y lleve al mar, a la montaña o a la ciudad donde esté Dejar las cosas en sus días, debut de Laura Castañón.

            Francisco García Pérez (La Nueva España)