Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El túnel. David Barreiro

 

el túnel-david barreiro-9788494307010





David es un músico venido a menos desde la nada. Errabundo en Gijón, la ciudad que lo vio nacer, toca cada noche en el Bloom, un tugurio del centro, recordando aquellos lejanos días en que la vida pudo haber sido diferente. Una vida por la que pasaron varios trenes con forma de mujer y promesas de discográficas que nunca llegaron a cumplirse. Ahora, con más de cuarenta años, en una ciudad y una región sin futuro, rodeado de viejas glorias del rock que no supieron auparse al carro del Xixon Sound, ha de plantearse un cambio de rumbo. Tal vez el amor le pueda ofrecer lo que el rock le ha negado. Sabe que debió irse mucho tiempo atrás, antes de que todo se parara como en una fotografía, pero a veces tiene la impresión de que jamás podrá salir de ese hermoso y derrotado lugar llamado Asturias.

Una novela que trata de oportunidades perdidas, de malas decisiones o, quizás, la cobardía para tomar la opción correcta. Todo aquello le suma a su protagonista en una espiral decadente en una ciudad que, a pasos agigantados, va perdiendo su personalidad. Puede que el amor, eso que suele ocurrir en las canciones, le ayude a escapar por fin de su descenso. O puede que no, al fin y al cabo, David, que comparte nombre con su autor —y seguramente algo más— es un hombre de invierno, un hombre que se pone obstáculos a sí mismo, convencido de la obstinación del destino por repartirle siempre las peores cartas de la baraja.

David Barreiro desarrolla en su novela la metamorfosis sufrida en la ciudad de Gijón con el paso de los años. Lo hace, además, valiéndose de una extensa lista de canciones que harán las delicias de todos los amantes del rock. La lectura del libro  devuelve, gracias a la fidedigna descripción de los rincones con más solera, a los mejores días en Gijón: los paseos por El Muro, las noches de lunes en Cimadevilla o las tardes en la cuesta del Cholo, esa empinada calle que desprende olor a sidra y donde los gijoneses se apostan mirando al puerto «para comprobar que, pase lo que pase, el sol se sigue poniendo por el oeste».



Más información:  La Nueva España. Blog Libros y Literatura  Biblioasturias