Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¡A bañarse! en los bebé-cuentos

Votos

(Total de votos recibidos 96)

(Puntuación 3,08)

A banarse
Los bebé-cuentos del mes de junio tendrán como libro de referencia "A bañarse", de los japoneses Maki Fukuhara y el gran ilustrador Taro Gomi

La hora del baño puede ser un momento de juego y diversión, como demuestra esta obra. Además de disfrutar de las ilustraciones, obra del prestigioso artista japonés Taro Gomi, realizadas de un modo similar al que practican los niños con sus dibujos, "¡A bañarse!" también es una herramienta de apoyo para que madres y padres ayuden a sus hijos a ganar en autonomía. A medida que pueden ir prescindiendo de la ayuda de los adultos para hacer tareas sencillas, como comer solos o asearse, los niños necesitarán pautas de acción o comportamiento para aquello que pueden empezar a hacer por sí mismos.

El lenguaje infantil está presente a lo largo de todo el libro, con onomatopeyas, juegos visuales y de palabras que lo convertirán en algo cercano y atractivo. Al protagonista del relato, como a la mayoría de los niños, bañarse le produce cierta pereza, sobre todo al tener que dar por finalizada la hora de jugar. Otra estrategia del autor es la de convertir al niño -mediante un simple disfraz- en un animal como el león para transmitirle la diferencia entre los animales salvajes y los humanos: los primeros no usan ropa ni se lavan con jabón...Taro Gomi

Así, quitarse el chaleco, el pantalón o la ropa interior, serán pasos ineludibles para acabar en la bañera, donde el juego no tiene por qué concluir, si también al momento del baño se le echa cierta imaginación...

Una de las características de la obra de Taro Gomi es la libertad creativa y la tendencia a romper convenciones impuestas por el pudor de la sociedad. De esta manera, el ilustrador apuesta por reflejar la desnudez del niño con total naturalidad.

Texto extraído de la web Factoría K de Libros