Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Construyendo el museo: piezas de la Fábrica de Loza La Asturiana

Votos

(Total de votos recibidos 267)

(Puntuación 2,91)

Fca de loza
El Museo Casa Natal Jovellanos presenta las piezas de la Fábrica de Loza La Asturiana, donadas por la Fundación HC Energía

Presentación: jueves, 19 de enero a las 12.30 h.
Fechas de exposición: del 19 de enero al 8 de abril de 2012
Horario: de martes a viernes de 9.30 a 14.00 y de 1.00 a 19.30 horas; sábados, domingos y festivos de 10.00 a 14.00  y de 17.00 a 19.30 horas

Este conjunto de piezas que ahora se presentan proceden de la antigua fábrica de loza La Asturiana, más tarde Porcelanas Principado, pasan a formar parte de la colección del Museo Casa Natal de Jovellanos gracias a la donación de la Fundación HC Energía. Con la incorporación de estas piezas, el museo continúa con su programa de recuperación de las artes industriales producidas en Gijón desde mediados del siglo XIX.

La fábrica de loza La Asturiana, fundada por Mariano Suárez Pola en 1874 fue, junto con la fábrica de vidrio La Industria, fundamental para el despegue económico de la ciudad de Gijón.

El desarrollo de una burguesía liberal vinculada al crecimiento industrial y comercial de la villa, propició el aumento de la demanda de objetos de uso cotidiano que unieran a su carácter funcional otras consideraciones de orden estético. La producción de La Asturiana estaba constituida por vajillas y juegos de café destinados tanto a la exportación como a cubrir la demanda de esta incipiente burguesía local. Junto a estos objetos, la fábrica producía piezas de mayor empeño que contribuían a prestigiar el nombre de la casa.

Fábrica de Loza La AsturianaEstos dos jarrones presidían el salón-exposición situado en las oficinas de la fábrica, donde se mostraban las mejores piezas de su producción. De diseño similar y notables dimensiones, están realizados en tres partes: pie, cuerpo y tapa. La decoración, pintada a mano, recrea en uno de ellos un exótico paisaje lacustre poblado de aves como cigüeñas, flamencos rosas y espátulas, mientras que en el otro se representan motivos florales esmaltados.

Las dos placas de loza vidriada constituyen un testimonio histórico de la visita que el Rey Alfonso XII realizó a la fábrica en el año 1877. La estancia del monarca en Gijón, formó parte de un viaje realizado al norte del país dentro de un programa de promoción de la recientemente restaurada monarquía. Además de la fábrica de loza el rey visitó las fábricas de vidrio y de tabacos así como las principales instituciones de la ciudad